Composición y materiales que componen un colchón.

Un colchón está compuesto por las siguientes partes:

  1. Funda. La funda es la tela exterior que protege el núcleo del colchón de cualquier mancha. Es la parte superficial, la parte directa con nuestro cuerpo, por lo tanto debe tener una garantía que te asegure que es hipoalergénica y que no es nociva para el medio ambiente. Debe estar compuesta por tejidos suaves y duraderos.

    Es recomendable que estén tratadas con sistema antihumedad para evitar la acumulación de cualquier tipo de humedad,  sistema de termorregulación para conseguir una temperatura estable, barreras higiénicas para evitar en mayor medida la posible aparición de ácaros y polvo,

    La funda puede ser fija o desenfundable. Las fundas fijas protegen mejor el núcleo del colchón, y son mas cómodas ya que no se deslizan con los movimientos durante la noche. Si el colchón va a ser usado por un niño o una persona mayor, un enfermo o un inválido, lo conveniente es usar una desenfundable para mayor facilidad de lavado y mantener un descanso higiénico.

    En un colchón de alta gama, la funda puede incluir prestaciones añadidas como un acolchado (topper con más material viscoelástico) y sistemas de ventilación específicos que aportan un plus de confort al núcleo.

  2. Acolchado. El acolchado es la capa situada abajo la funda que favorece al confort del colchón. Los materiales más usados en el acolchado son el viscoelástico (desde 1cm de visco a 10cm dependiendo de gama y fabricante), el látex y la fibra textil. Debe ser hipoalergénico.

  3. Núcleo. El núcleo se situa debajo del acolchado y contiene la plancha principal de material adaptable del colchón.

    Es distinto en cada tipo de colchón. En los colchones de muelles, el núcleo dispone de cualquier tipo de muelles (bicónico, doble-offset o ensacado) que tienen la misma función pero varía la calidad y la unión entre ellos; sobre este bloque y debajo de él se añaden las capas de amortiguación hechas de poliéter y fieltros sencillos que se combinan con espumas HR (siglas en inglés High Resilience, que significan alta resislencia). A mayor densidad mayor firmeza lo que resulta mayor aguante de peso y menos deformación.

    En los colchones viscoelásticos , el núcleo está formado por un bloque de visco+ espuma HR. El material viscoelástico puede ofrecerse en una cara del colchón o en las dos (en dos caras menor sensación de visco). La espuma HR es el soporte firme donde se apoya el núcleo viscoelástico y aporta la firmeza final del colchón, sino el colchón no tendría consistencia y se hundiría. Existen distintos tipos de HR y de diferentes caracterísitcas, y varían según su densidad y calidad siendo lo habitual 30-40kg/m3 (mayor en colchones de alta gama).

    En los colchones de látex, el núcleo esta formado por un bloque de látex natural o sintético. Este tipo de núcleo es siempre más blando y más anatómico que el visco (más firme y con más densidad que el látex). En ocasiones se añade una capa de viscoelástico lo que da lugar al material denominado “viscolátex”.

  4. Platabanda. La platabanda es una banda ancha hecha de tejido de rejilla o se insertan válvulas de ventilación, situada en los laterales de la parte externa del colchón (funda) y su finalidad es mejorar la aireación del núcleo con lo cual aporta una mayor transpiración. Además, según cada tipo y marca de colchón, la platabanda puede ser de diferentes colores y/o llevar un diseño.